2007 . 2010
Instalación
Objeto, video y fotografía.

Hay cierta cartografía que no encontramos en los mapas, sino que está vinculada con nuestros
deseos, un mapa afectivo en el cual marcamos nuestros intereses, nuestros caprichos y nuestras obsesiones. De esta necesidad de cartografía y escritura surge mi maquina para dibujar, un carro transportable (estructura en algún punto precaria) que me permite caminar por cualquier tipo de superficie manteniendo la cámara fija y filmando ese tránsito a una distancia mínima del suelo. El resultado es una imagen micro de algo que ya conocemos, lugar por el que nos movemos diariamente, percibiéndose un desplazamiento entre realidad y representación.
A este carro se le ha anexado una ampolla de decantación (instrumento de la bioquímica) la cual permite dejar un rastro del líquido que ésta contenga, especie de testimonio efímero de mi camino caprichoso y dubitativo. El contenedor de vidrio está ubicado delante del sistema de video, el cual toma registro directo de la marcación que dicha bomba va dejando sobre la superficie transitada. Reconocer un terreno, marcar la ciudad, delimitarla, dar testimonio de un trayecto, siempre efímero, tan sólo perdurable en nuestra memoria.

2007 . 2010
Instalación
Objeto, video y fotografía.

Hay cierta cartografía que no encontramos en los mapas, sino que está vinculada con nuestros
deseos, un mapa afectivo en el cual marcamos nuestros intereses, nuestros caprichos y nuestras obsesiones. De esta necesidad de cartografía y escritura surge mi maquina para dibujar, un carro transportable (estructura en algún punto precaria) que me permite caminar por cualquier tipo de superficie manteniendo la cámara fija y filmando ese tránsito a una distancia mínima del suelo. El resultado es una imagen micro de algo que ya conocemos, lugar por el que nos movemos diariamente, percibiéndose un desplazamiento entre realidad y representación.
A este carro se le ha anexado una ampolla de decantación (instrumento de la bioquímica) la cual permite dejar un rastro del líquido que ésta contenga, especie de testimonio efímero de mi camino caprichoso y dubitativo. El contenedor de vidrio está ubicado delante del sistema de video, el cual toma registro directo de la marcación que dicha bomba va dejando sobre la superficie transitada. Reconocer un terreno, marcar la ciudad, delimitarla, dar testimonio de un trayecto, siempre efímero, tan sólo perdurable en nuestra memoria.